Comunicación en la gestión pública: ¡Hablemos claro!

La comunicación es un aspecto clave en la gestión pública. A través de la comunicación, podemos informar, persuadir, convencer y motivar a los ciudadanos y a nuestros colaboradores. Sin embargo, la comunicación en la gestión pública muchas veces es aburrida, tediosa y confusa. ¿Por qué? Porque a veces pareciera que nos empeñamos en hablar un lenguaje que solo los expertos entienden.

Creo que es hora de que hablemos claro. Aquí te presento algunas claves para mejorar la comunicación en la gestión pública:

  1. Usa un lenguaje sencillo: No se trata de subestimar la inteligencia de los ciudadanos, sino de ser claros y precisos en nuestra comunicación. Evita el uso de tecnicismos y jerga innecesaria. ¿Por qué decir “procedimiento administrativo” si podemos decir “paso a paso para hacer un trámite”?
  2. Sé creativo: La creatividad puede ser una herramienta útil para hacer nuestra comunicación más atractiva y amena. Usa imágenes, videos, historias y ejemplos para ilustrar tus mensajes. Si tienes que hablar de un tema aburrido, hazlo de una manera divertida y creativa.
  3. Sé empático: La empatía es clave para una comunicación efectiva. Ponerte en el lugar de tu audiencia te permitirá entender sus necesidades e intereses y adaptar tu comunicación a ellos. Si hablas a un grupo de adultos mayores, por ejemplo, utiliza un lenguaje más pausado y cercano.
  4. Sé honesto y transparente: La honestidad y la transparencia son valores fundamentales en la gestión pública. Si cometimos un error o si algo no está funcionando bien, es importante comunicarlo de manera clara y honesta. La falta de transparencia y ocultar la información solo generan desconfianza y falta de credibilidad.
  5. Escucha a tu audiencia: La comunicación no es solo hablar, sino también escuchar. Presta atención a las necesidades y preocupaciones de tu audiencia y adapta tu comunicación a ellas. Las redes sociales y otras plataformas digitales pueden ser una herramienta útil para recoger retroalimentación y mejorar tu comunicación.

En resumen, hablar claro y comunicar de manera efectiva es fundamental para la gestión pública. Usemos un lenguaje sencillo, seamos creativo, empáticos, honestos y transparentes y escuchemos al ciudadano. Recuerda que la comunicación no es solo hablar, sino también escuchar y adaptarse a las necesidades de los ciudadanos.